¡Hola a todos! Hoy es lunes, pero no un lunes cualquiera, sino el conocido como Blue Monday o el lunes más triste de año. ¿Y de dónde sale esta estrambótica idea? Pues, aunque no tiene ninguna base científica hacernos creer que el tercer lunes de cada enero es el día más triste del año, el Blue Monday se ha convertido en todo un acontecimiento anual. Su creador es Cliff Arnall, psicólogo de la Universidad de Cardiff, quien, utilizando varios factores, entre ellos, el nivel de deuda, el tiempo pasado desde la Navidad, los bajos niveles de motivación o nuestra capacidad de pago…elaboró una ecuación que supuestamente demuestra este estado de ánimo global.

Su argumentación se basaba en que el tercer lunes de enero nos desmarca ya de cualquier nexo con las Navidades, que los propósitos de enero siguen siendo eso, propósitos y no realidades, y, por último, que el próximo festivo esta considerablemente lejos.

Blue Monday

El concepto fue publicado en 2005 por primera vez como parte de una campaña publicitaria de la agencia de viajes Sky Travel, que dijo haber calculado la fecha usando una ecuación. Lo cual nos demuestra que al igual que otros días como Black Friday o Ciber Monday, se trata de una mera estrategia publicitaria. Cliff Arnall, es además el inventor de otras fórmulas con transfondo publicitario como el Yellow Day, considerado como el día más feliz del año (el tercer viernes de junio).

Y, aunque sabemos que el Blue Monday es solamente un lunes más, en Queens Boutiques queremos que empecéis bien la semana. Así que tenemos preparadas unas segundas rebajas con hasta ¡el 70% de descuento!

Queens Boutiques

Para combatir esa sensación deprimente que nos puede abordar, también os dejamos una lista de ideas para mejorar nuestro bienestar que nos propone la doctora Marisa Navarro:

  • Ser conscientes de que todos los agentes externos nos afectan y que nuestros pensamientos determinan nuestros sentimientos.
  • Establecer pequeñas rutinas que nos ayuden como terapia emocional y que nos hagan sentirnos felices. Puede ser salir a pasear, tener un rato para nosotros, leer ese libro que tenemos pendiente etc.
  • Rodearnos de “personas medicina”, que son gente positiva que nos transmite felicidad, entusiasmo y que nos contagiará de esa alegría.
  • Aunque sea tópico, la práctica de deporte es uno de los mejores antidepresivos que existen. Además de proporcionarnos energía, nos mejora a nivel físico y emocional. ¡No lo olvides!
  • Ser agradecido, y no sólo con las personas que nos rodean, sino también con la vida que tenemos en general. Valorar esas pequeñas cosas que damos por sentado y no dar importancia a los pequeños problemas del día a día.
  • Y por último, ayudar a los demás: ser amable, dar las gracias o tener pequeños gestos con las personas que nos rodean, será una fuente magnífica de felicidad.

Esperamos que os haya gustado el post de hoy y ¡nos vemos la semana que viene! 

¡Sed felices!

 

Comparte en las Redes Sociales: